23 ene. 2014

Amarillo bien .-




Es ojoplatizante cómo se puede perder el tiempo hablando de un color.

Esta semana resulta que empezamos a ponernos todos un amarillo estupendo como avatar de protesta por esto (clica y flipa!!).

La primera sorprendida fui yo, al ver a mis allegadas mas azul oscuro casi negro pasar a semejante colorcete.

Eso es bueno. Es fenomenal!! Pensé.

Pero al rato me llega un mensaje diciendo: que si la movida está encriptada, sí nena sí, son ceros y unos. Y que si: Oh dioses!!! Los malos nos controlan desde la red vasta e infinita!!!. Pues claro hijo mío!!! ¿A qué juegas?. ¿Acaso no nos tienen hiper-fichados desde que dejamos nuestras huellas dactilares en los joystick?.

(Nota mental: ¿Dónde porras guarde el joystick?)

¿Y ahora resulta que paniqueas por ponerte una foto amarilla en el perfil?. Madre mía!! Qué grado! ¿no?. Pues cualquiera te pide que te vayas a manifestar a las puertas del Congreso.

En fin.

En toda revolución es importante tener una serie de códigos, imaginario de referencia. Un color es clave. Es lo primero que se cargan para que no prospere o pueda recordarse una revolución.

No me fastidies este pequeño triunfo revolucionario. Déjame que siga creyendo que se puede. Que te vamos a dar por culo bien y nos va a encantar hacerlo.

No hay comentarios: