11 sept. 2011

La fiesta de nadie .-



Cuando vas a la fiesta de nadie pasas la noche rodeada de caras giradas, de ojos girados, de lenguas que giran demasiado deprisa. La fiesta de nadie es un mar de brazos agitados, de piernas inquietas, de corazones acelerados.

Allí todos hablan para no acordarse de sus palabras, todos beben para vomitar después, allí en la fiesta se inhalan caladas de vida a puñados para luego mandarlas por el retrete tan rápido como sea posible.

A la fiesta de nadie puede ir cualquiera pero sobretodo encontrarás a los que un día giraron la cara para no ver el espanto y no volvieron a mirar con sus ojos nunca más.

Y tú que fuiste allí porque no me encontrabas ¿sabrás que estoy aquí ahora?...Y cuando lo sepas ¿vendrás conmigo?.

¿Volverías a este mundo absurdo ahora que estoy o prefieres seguir hablando con nadie?.

Estar fuera de todo incluso de ti es una gran cosa, lo entiendo. Yo creo que tampoco volvería, pero hazme un favor, al menos deja que esta fiesta empiece a ser la tuya, ya que te quedas.

No hay comentarios: