25 sept. 2011

Insostenible .-



“Los secretos son mentiras y las mentiras punzantes agujas que se clavan en la espalda y te impiden caminar.”

A veces este tema se me antoja insostenible, de tanto que duele me deja insertada en la cama, por derrota personal o por hastío, hartura o jartéz, me rindo.

Que mentimos es algo que asumí desde muy temprano, con mucho dolor de espalda he de admitir, pero fui echándome las agujas a la columna fingiendo que todo estaba bien, puesto que está en nosotros el don del engaño.

Nunca me importó la mentira y los secretos me han hecho siempre mucha gracia, ¿de verdad te crees que te puedes engañar de esa manera?. ¿De veras crees que puedes engañarme de esa manera?.

Me gusta caminar sin darle demasiada importancia a los secretos de los demás, es una decisión suya que sólo me afecta en la imposibilidad de compartir la vida con plenitud, pero como sola también estoy bien, no me preocupo demasiado. Eso sí, no admitir una mentira me mata, me taladra la columna vertebral y me deja sin aliento.

Las mentiras son sólo malas para quien las crea y son peligrosas para quien las cree y si me obligas a creer una mentira me estás haciendo daño, un daño del que tendré que huir, un daño que soy incapaz de perdonar.

2 comentarios:

Alobada dijo...

Si los secretos fueran mentiras talladas sería más duro todavía... inmovilidad :-/

Lenina dijo...

Esas cosas pasan y seguirán pasando, hay que aprender a moverse entre esculturas de barro...Qué leche...>;D