27 ene. 2015

El Pastel .-



DEPARTAMENTO DE RECREACIÓN DE NUEVAS FICCIONES 270115 .- INTERIOR DÍA .- En un Enorme invernadero acristalado, donde no hay plantas, sino un montón de personas hablando y riendo, trabajando entre ellos, a la luz de un espléndido Sol de invierno. Entra un señor mayor entrañable, de pelo canoso y buen porte, que es recibido por un sonriente chaval.

SABIO ENTRAÑABLE

Buenos días.
He venido a por mi trozo de pastel.

CHAVALÍN
(Se acerca a el, tocando su brazo y le dice al oído)

Discúlpeme, pero no le entiendo.

SABIO ENTRAÑABLE
( Mejilla con mejilla, alza un poco la voz e insiste )

Preguntaba 
¿dónde está el pastel aquí?.
Como veo que han montado una fiesta,
 yo querría mi trozo de pastel.

CHAVALÍN
(Se separa un poco y menea la cabeza como confuso. Luego vuelve a acercarse a su interlocutor)

Me va a tener que perdonar, en serio, pero, 
es que no sé de qué pastel me está usted hablando.

SABIO ENTRAÑABLE
(Se pone serio, un poco molesto)

El pastel de la fiesta. 
A ver 
¿No estáis todos aquí preparando una fiesta?

CHAVALÍN
(Le sonríe con dulzura)

Si usted lo quiere llamar así.

SABIO ENTRAÑABLE
(Que sigue mosca)

Por eso yo quiero mi trozo de pastel. 
En toda fiesta hay pastel.

CHAVALÍN

Es que creo que se equivoca usted. 
Yo a todo esto no lo llamaría fiesta y de serlo,
 le aseguro que no hay pastel
 y mucho menos a repartir.

SABIO ENTRAÑABLE

Entonces,
 ¿no tengo trozo de pastel aquí?

CHAVALÍN

A ver, 
aquí va a encontrar usted todo lo que necesite. 
Pero,
 si lo que quiere es divertirse y comer,
 entonces le recomiendo que se monte la fiesta con otras personas
 y se cocinen ustedes uno.

SABIO ENTRAÑABLE
( Se queda parado, perplejo. No puede decir nada. Mira la puerta de salida pero no se mueve.)

CHAVALÍN
( Le toma del hombro y le acompaña hacia ella, mientras caminan despacio)

Venga, le acompaño a la salida, 
creo que por ahí fuera encontrará a los que quieren cocinar 
un pastel para repartir. 
Están en ese edificio cerrado que tiene usted justo enfrente.
Llame, a ver si le dejan entrar.


 (Sonríe amable y le da un abrazo) 

Disfrútelo y tenga usted cuidado de no empacharse.

(Se despide, se gira y caminando mientras baila la cabeza, vuelve a entrar al invernadero)


No hay comentarios: