23 ene. 2015

Ciento cuatro .-




Martina Vasco Muñoz nació el 10 de Marzo de 1911 y se ha ido el 23 de Enero de 2015.

Eso son casi ciento cuatro años, con ciento cuatro años sí que te da tiempo a leerlo todo.

Mi abuela leía mucho y hacía los mejores roscos de anís del mundo.

Martina lo ha visto todo, lo ha sentido todo, lo ha vivido todo.

Martina Vasco Muñoz sabe muy bien qué es la vida.

Y nos la ha contado.

Este verano, otra vez me senté a tu lado para poner mi mano sobre la tuya. Cada vez que nos veíamos me cogías las manos y me decías: "Las tenemos iguales". Tu mano sobre la mía, tu mano bajo la mía. Las miraste y nos las recorrimos largo rato, hasta que plas, plas, plas, qué rabia te dio ver que en unas no quedaba ya más que piel y hueso.

"Me quiero ir" - me decías - "Me quiero ir".

No sé cuántos besos te di, pero nunca suficientes, porque no te gustaban los besos. Te hacían sentir frágil y usted fue una mujer muy dura siempre.

Una mujer que enterró a su hija recién nacida, una mujer que enterró a su marido, a su yerno, a su nieto. Una mujer que no pudo enterrar a todos sus hermanos, porque a uno de ellos lo mataron en una colina, porque sí. 

"Me quiero ir" - me decías - "Me quiero ir".

No sé cuántas veces me he despedido de ti. 

Te dejaba saludando en la puerta de la casa cada vez, pensando: Venga ya está, ya me he despedido bien de mi abuela. 

Martina:  

Hoy resulta que no me había despedido de ti, tan bien como me lo había montado en la cabeza.

Para nada.

Creo que no me voy a despedir. 

No me da la gana despedirme de ti.

Porque mis manos son cosa tuya y seguro que mucho de lo que soy también lo es.

Y quiero que me acompañes siempre.

Me reconforta saber que ya has conseguido lo que querías, pero yo me sigo quedando contigo mientras viva.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué precioso. Qué vida más larga. Me emociona leerte.
Un beso, Lu.
nu.

Anónimo dijo...

Lo siento. Acabo de ver que no querías comentarios. Entre al link sin apenas leer. Perdón. No sé cómo se borra. Disculpas, Nu.

Luisa Fernández dijo...

Bonita mía,

muchas gracias amor.

No te preocupes, este tipo de comentarios son valiosísimos para mí.

Más si vienen de ti.

Lo que no quería era comentarios en el FB.

Tipo: Ohh qué penita, ánimo, bla, bla....Eso está feo, verdad?

UN BESO ENORME.