6 abr. 2014

Unión de dos importantes huesos .-



Llegados a este punto confieso:

Si tu y yo nos entrelazamos

serán las rodillas nuestros ganchos.

Túmbate aquí a mi lado y agárrate fuerte

así

que te vea bien la cara.

Y además informo:

Ya sané todas las heridas de mis abandonos.

Ninguna podrá rozarte.

Para que todo lo que compartamos

sea puro placer.


No hay comentarios: