1 nov. 2016

Chica Irregular .-




Había una vez una chica que miraba bien y miraba mal. Con sus penetrantes ojos te escudriñaba pero nunca sabías lo que por su mente pasaba.

Chica irregular era una persona de carácter especial.  Tenía la capacidad de estar feliz y enfadada en el mismo instante y lugar. Si la mirabas de frente, sus labios dibujaban una mueca bastante parecida a una sonrisa, pero si la mirabas de lado, sus ojos parecían con un mosqueo con los años agravado.

Era una chica irregular, nunca llegabas a averiguar por dónde te iba a saltar. Fruncía el ceño y sonreía a la vez cuando de su libro levantaba la mirada y ya ves, igual es que era miope y los demás pensaban que era simplemente muy borde. 

Chica irregular no tenía solo curvas, tenía aristas también y según te acercabas a ella o te pinchabas o le resbalabas, así que cerca de ella mejor nadie estaba.

Todo esto, poco o nada le importaba a Chica Irregular, pues pasaba los días leyendo sin parar pues para ella lo que no estaba escrito carecía completamente de importancia. No podía entender lo que no veía. Incluso leía música para poder bailarla.

Muy curiosa sin duda era esta Chica Irregular.

Si no sabéis de quién se trata, lo tendréis que preguntar.

No hay comentarios: