24 mar. 2015

Y los hombres empezaron a gritar .-




Y los hombres empezaron a gritar.

Empezaron a gritar tan fuerte, que dejaron de escucharse.

Gritaron tanto los hombres, que dejaron de saber lo que se decían

incluso a sí mismos.

Gritaron tanto y tan fuerte los hombres

que perdieron la cabeza y el corazón entero.

Y olvidaron porqué gritaban.

Y olvidaron que eran hombres.

Perdieron el aliento los hombres

y quedaron tan exhaustos los hombres todos

que no volvieron a saber cómo hablarse nunca más.

No hay comentarios: