13 mar. 2015

Está todo bien .-


Llegar al final de la semana.
Una de esas larguísimas y absurdas.

Semana de días eternos, en los que pasan muchas nadas.

Llegar al final con la certeza de que la has cagado
 en cada momento
 un poquito más.
Sin querer claro, como siempre.

Sin saberlo 
hasta que, gracias a los dioses
te dan el toque.

Llegar a casa y encontrarte esta imagen.

Que se te contraiga el corazón y el alma entera.

Y de repente respirar.
Cosa que se me había olvidado durante toda la semana.

Entonces brota desde lo más profundo una ENORME SONRISA
venida directa del corazón.

Y entiendo
que está todo bien.

Otra lección de vida que les debo a mis maestros.

Mis amores.

Cuatro que contienen y manejan con soltura
toda la belleza del Universo
con total naturalidad.

AMOR ABSOLUTO

Tanto por aprender, tanto para no olvidar.
Tanta suerte tengo.
Gracias.
Mil gracias.

A ver si tras esta ya, lo arreglamos para cuidarlo.


No hay comentarios: