24 nov. 2014

Descentrarse .-



DEPARTAMENTO DE COMUNICACIONES INTERNAS VMSMJS 251114. En un despacho oval con paredes forradas de caoba y suelo de pino, un enorme sujeto, pipa en boca, espera tras su escritorio a un pequeño señor que entra despistado y toma asiento frente a el.

ENORME SUJETO

Se está usted curvando.

DESPISTADO

¿Cómo dice?

ENORME SUJETO

Sí, mire, le veo inclinado hacia la derecha.
¿No lo nota?


DESPISTADO

Eso es imposible, nunca he estado a la derecha.
Esa gente es muy rígida, inflexible y básicamente... me caen fatal.
Defienden cosas de hace siglos que no tienen sentido.


ENORME SUJETO

Igual está usted mirando algo que hay allí
y no se da cuenta de que se está curvando.

DESPISTADO

¿No será que tiene la vista desplazada?.


ENORME SUJETO

Comprendo que dude pero cada mañana me centro para poder ver bien quién se curva y quién no.
Empezando por mi mismo.
¿Cómo cree usted que conseguí este puesto?
Así que le puedo asegurar que usted se está curvando a la derecha.
¿Está usted seguro de que no está defendiendo sus valores?

DESPISTADO

Últimamente no estoy seguro de nada la verdad,
pero me dolería mucho haber caído en algo así.

ENORME SUJETO

¿Se cansa usted mucho últimamente?
Lo digo porque le veo bastante inclinado.

DESPISTADO

Sinceramente, más que cansancio,... creo es aburrimiento.
Me aburro muchísimo.
Todo el rato.

ENORME SUJETO

Tal vez esté rodeado de gente antigua y sin querer,
está usted dejando que la derecha le curve.
A veces pasa.
Hay que tener cuidado con las compañías.

DESPISTADO

Pero esto tiene solución ¿verdad?
Llevo toda mi vida siendo una persona recta,
 no me puede estar pasando esto.

ENORME SUJETO

No se preocupe, sólo tiene que encontrar algo que le entusiasme como antes.
Se corrige en seguida.
Tiene que abrirse un poco, por aquí, lo ve.
Gire, gire, gire.
Y lo que es más importante.
Observe bien lo que pasa a su alrededor.

No hay comentarios: