23 may. 2012

Soulever des poids .-



Dado mi actual estado, he decidido meterle un poco más de caña al cuerpo...Esta vez no se trata de beber más cerveza. Puedo decir contenta que ya voy al gym con regularidad cosa que llevo intentando hacer desde hace no sé cuánto (en serio,  me resulta difícil ubicarme en el espacio-tiempo).

A la hora de confeccionar mi rutina, el monitor Titho, uno de esos hombres apolíneos por los que merece la pena plantearse no volver a amar a una mujer, me preguntaba cada vez que entraba en una máquina: "¿Puedes con el peso?".

Sí, respondía, igual un poco más.

Y otra vez " ¿Puedes con el peso?" .

- Bien

- ¿Puedes con el peso?

- ¿Es poco, no?

- No para este músculo.
 (ANOTAR: No todos los músculos aguantan el mismo peso."So take care with the heart").

De tantas veces que le he dicho que sí, he terminado por creérmelo.

Puedo con el peso. ¿Quién me lo iba a decir con lo débil que me considero?.

Hace tan sólo unos días creía que no podía con el peso, nada mejor que realizar trabajos Herculianos para dejar las tonterías de la cabeza a un lado y sentir al cuerpo responder como no ha podido hacerlo el corazón.

Gracias Papá por tu herencia cromosómica.

No hay comentarios: