11 ago. 2011

Ne pas deranger .-



De pequeña no me gustaban las vacaciones, porque era la época en la que dejaba de ver a mis amigos. Me gustaba mi rutina, ir a clase, aprender, estar con Paula, salir al cine, reír, coger el bus, las largas charlas sobre nada, me gustaba mi vida y las vacaciones suponían estar tres meses fuera de mi vida elegida y tres meses dentro de la vida que mis padres construyeron para mí.

Ahora vacaciones no tiene ningún sentido para mí, porque hace tiempo decidí vivir como si fueran vacaciones, claro que llega un punto en el que hay que probar algo nuevo, así que voy a ver estos días qué tal sería la vida que mis padres construyeron para mí a ver si aprendo algo nuevo y de paso me saludo…cosa que hace tiempo que no hago.

No sea que un día me olvide de quién soy, de quién era,... de quién quería ser.



No hay comentarios: