5 jul. 2016

Requiere de un cuidado .-



Hoy, no voy a salir corriendo detrás tuyo.

Porque no estás aquí, todavía.

No estaré esperando a que llames.

Porque aún no sabes hablarte a ti misma.

Esto que te estoy mostrando, que te gusta y quieres.

Esto de aquí que ves, casi sin darte cuenta.

Este regalo. Aparece pocas veces.

Y requiere de un cuidado.

Y de una atención, que no te estás prestando.

Así que no.

Hoy no será el día, en que lo compartamos.

Pero sigo aquí.

Observando cómo te desperezas.

Disfrutando cada uno de tus movimientos.

No hay comentarios: