3 oct. 2014

El Pliegue .-



DEPARTAMENTO DE REVISIONES IDEOLÓGICAS YTEVL021014.- Interior.- En una especie de box médico de cortinas azul celeste. Un hombre vestido cual cirujano, con enormes gafas de lupa y luz frontal, inspecciona el rostro cansado de quien tiene justo de pie frente a él.


REVISOR
Tiene usted pliegues.
(Comenta tras sus grandes lupas parpadeantes, al tiempo que suelta la oreja derecha del paciente)

PACIENTE
¿Cómo dice?

REVISOR
Sí, está usted como plegado. 
¿No lo nota? 
 Mire aquí, justo donde termina la oreja se le ve uno claramente. 
A ver si es que tiene problemas de odio.

PACIENTE
No. 
Yo escucho muy bien.

REVISOR
Se le debe de haber quedado algo importante fuera.
(Parpadea de nuevo tras sus lupas sin dejar de mirarle muy serio)

PACIENTE
Disculpe, pero no le entiendo.

REVISOR
Sí, verá. 
Es que los pliegues salen cuando uno no asimila algo. 
Entonces ese algo, se queda sobre la piel pero no consigue entrar. 
(Le planta un pequeño espejo de lado para que pueda verse la oreja)
 A usted le deben de haber dicho algo que no ha querido, 
o podido entender 
y se le ha creado un pliegue aquí. 
(Lo señala)
 ¿Lo ve ahora?

PACIENTE
Ostras!!! 
No puede ser!! 
Tiene usted toda la razón. 
Tengo un pliegue.
(Se sienta en la camilla con preocupación)

REVISOR
Vigile porque puede terminar usted plegado en sí mismo. 
Y ahí ya no se enterará de nada de lo que pasa en el mundo.

PACIENTE
Pero, ¿cómo ha podido ocurrir? 
Si yo siempre he estado por los demás y me rodeo de miles de personas siempre escuchando. 
Siempre.

REVISOR
Igual se ha obcecado usted con alguna idea que no le deja aceptar lo que está ocurriendo ahora.
¿Puede ser?

PACIENTE
Tendría que revisar mis últimos meses, pasan tantas cosas, tantas.

REVISOR
Pues igual es exceso de información.

PACIENTE
Y ahora ¿qué hago? 
¿Esto es reversible?

REVISOR
Usted descanse y medite, es lo mejor.
Tal vez el pliegue desaparezca
 y algo cambie dentro de usted para bien. 
Lo que está claro es que si no descansa y encuentra el qué,
se terminará plegando completamente.
 Y ahí ya no podremos hacer nada.
(Le pone la mano sobre el hombro y sonríe tras sus lupas).

Parpadeo. Parpadeo.

FIN

No hay comentarios: