8 jul. 2014

SU .-


(Una historia terrorífica que da mucho miedito) 

En las noches de verano, cuando la luna se esconde tras un columpio plateado, aparece de la nada, el SU.

El SU es un algo inapreciable de entrada, las personas poseídas por el SU, la mayoría de las veces, no son conscientes de que lo llevan dentro.

Cuando conoces a alguien que lleva el SU, este no se manifiesta de entrada. Lo que ves al conocer a alguien SU, es puro atractivo, pura paz y puro cuidado por el mundo.

No es así, el SU es algo tan sibilino que va comiéndose el alma del poseído, quien termina abandonando las buenas cosas de la vida, porque SU, ya no le deja apreciarlas.

SU entra en el corazón de los más nobles y empieza exigir placer, exigir satisfacción, exigir honores, exigir reconocimiento y se come las almas.

Si te encuentras con algún SU, no podrás saber que lo tienes en frente hasta que sea demasiado tarde. Hasta que te de un golpe de gracia, que en apariencia no es nada, pero que irá destrozándote por dentro poco a poco, lentamente, hasta vaciarte.

Tras eso empezarás a notar que piensas sólo en ti, en lo que es mejor para ti, en lo que te apetece hacer a ti y lo que quieres conseguir tu y olvidarás todo lo demás.

Son los primeros síntomas de haber tenido contacto con un SU.

Y se está investigando mucho pero al parecer es muy complicado escapar del encuentro con un SU.

Sólo el cariño de los amigos, la sonrisa de la buena gente que llega y un abrazo de esos grandes grandes, pueden hacer que el SU desaparezca de dentro.

Yo lo he visto.

No hay comentarios: