12 sept. 2013

Keep calm .-


Este verano he descubierto con Lucía, que no es ajo la palabra que les gusta decir a los bebés, es la jota, la jota!! la que les hace reaccionar. Al menos a mi sobrina, como buena Madrileña, porque aunque despierta con buen humor y te mira sonriente, cuando aparece la jota parece que quiere decir algo importante, de buen humor pero importante.

Me ha enseñado que solos lo que se dice solos no llegamos a este absurdo caótico y crisisantropológicamente ridículo mundo. Llegamos aquí, a este frío aquí, tras nueve meses de calorcito y amor dentro de un cuerpo, con la idea de estar luego abrazaditos y felices cual marsupiales durante largo tiempo mas. Y chupar teta cada cuatro horas. 

Mi sobrina no chupa teta y dicen que no es bueno que se acostumbre a los brazos. No es bueno para los que la van a cuidar, porque tendrían que cargarla todo el día, pero lo normal es que los brazos sean buenos, mas para un bebé. Aunque cierto es que cuanto menos se acostumbre a los brazos mucho mejor para ella , porque llega a un mundo-mierda en el que el amor virtual o físico fake parece molar mas que el real, romántico, antiguo, sensorial de antes. 

Mi sobrina no toma teta cada cuatro horas, pero tiene buen humor, se ríe mucho y he descubierto que no es ajo la palabra que hace que quiera hablar sino la jota. Jota de Jo de: Joooooder si lo llego a saber. Pero luego se ríe...debe de ser la genética. También tiene la arruguita de pensar, tendré que tener cuidado con eso.

Joder si lo llego a saber, dirá o diré, con esta alcaldesa chunga anglo-analfabeta que nos ha tocado y esta panda monguers que se pasan el día mirando la consola como consuelo a un vacío tremendo en el que es mejor no pensar. no pensar, no pensar...Mejor no pensar y reírse un rato.

Diego por su parte empezó su adoctrinamiento educacional el otro día, en un nuevo barrio lejos de su casa y preguntó: ¿ Por qué tengo que venir aquí, si está tan lejos de casa? Y mi hermana respondió: Porque nos hemos comprado una casa aquí. A lo que Diego lógicamente resolvió: ¿ Y por qué nos hemos comprado una casa tan lejos de casa?.

Eso digo yo. Y por qué tenemos que estar lejos de casa para tener nuestra casa. Y por qué no podemos abrazarnos y vivir como marsupiales. Y por qué es malo acostumbrarse a los brazos y admitir que estamos solos muy solos y lejos de casa.

Y los hombres levantaron la cabeza y no volvieron de sus vacaciones, levantaron la cabeza y siguieron descansando en sus casas, levantaron la cabeza y dejaron de habitar las ciudades, porque las ciudades no son buenas, sólo un invento mas de control de los hombres libres. A los que ya no les dejan chupar teta ni cuando nacen.

No hay comentarios: