13 feb. 2013

To quit .-



Me apetece un cigarro. Tengo tantas ganas de fumarme un cigarrillo de aquellos largos tipo Slims.

Pienso en encenderlo con una cerilla e inhalar el humo despacio y dejar que llene mis pulmones. Una calada lenta y luego otra y otra hasta consumirlo al rato tras haber dibujado aros de humo en el techo.

Me apetece tanto tanto un cigarrillo y sentir esa calma instantánea y esa fugaz sensación plena de placer.

Me apetece tanto. Pero el médico aconseja no fumar durante una temporada para limpiar bien los pulmones.

Dejar al cuerpo un descanso para que pueda saborear bien la próxima calada o para que se olvide del placer que proporcionaba y no querer fumar mas. O para cogerlo luego con ganas.

Un cigarro...mi reino por un cigarro.

2 comentarios:

Jose Limaloca dijo...

Si cambias cigarrillo por labios o beso, el texto funciona de maravilla también. Curioso.

Luisa Fernandez dijo...

=O...WOW

Qué curioso!!!

>;D