26 feb. 2013

Caerse por el amor de Dior .-


Estoy tan decepcionada con los premios este año....Y es que se me olvida que no son mas que una besada de p___ (esta vez a nivel internacional) de la panda de fabricantes de sueños imposibles, increíbles y de un tiempo a esta parte encima infumables.

Normalmente no es tan evidente y gracias a los hados no ha salido clara ganadora la de "cómo contar una mentira de diez años en dos horas tres cuartos" pero bueno no se la dan a una y se la dan a la de "vayámonos a rodar ahí abajo que como son todos tontos no verán que es una operación de rescate de nuestros capullos compatriotas criminales". Patetiquérrimo film que algunos tildan de comedia y todo (flipo).

Me quedo eso si, con la pava de Los Juegos del Hambre cuyo éxito y reconocimiento no termino de comprender y van y le dan el oscar teniendo en frente a Emmanuelle Riva (la única mujer que ha interpretado impecablemente un papel de todas las que estaban allí).

A pesar de mi desaliento me quedo con la Lawrence porque va la chiquilla y se mete tremenda leche al subir las escaleras para recoger la estatuita. Ya en la sala de prensa una estúpida americana media va y le pregunta si se ha caído a propósito (pregunta típica de un mundo en el que lo falso tiene más credibilidad que lo que no lo es) a lo que la Lawrence responde con una carcajada apagada que si le parece medio normal no caerse con semejante telamen envolviendo el cuerpo.

Al menos un poco de naturalidad en medio de tanta farsa y Botox ( aka Barbra Streisand the first ).

Las mujeres como los hombres irían sin duda mucho mas cómodas con pantalones señores míos, basta ya de vender lo que sólo sirve para caerse.

No hay comentarios: