19 nov. 2011

Cabeza en alto .-



No creas que me escondo, es que estoy observando mejor.

Desde aquí se ve todo mucho más claro sin las luces de colores de los que no ven el Sol.

Desde aquí se escucha todo mucho mejor sin el ruido que emiten sin parar los sordos que constantemente nos rodean.

Desde aquí puedo observar justo lo que quiero, sin que nadie me entorpezca, sin que intenten engañarme, sin palabras vacías.

No te preocupes por mí, estaré bien y si tengo que decir algo, concluyo sin duda alguna en que todo todo termina siempre en un sonoro...pedo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Con fuegos artificiales, para cegarnos más ;-)