20 ene. 2011

Eso que te complementa.-



Primero fue un diente de oso para demostrar la fuerza sobre los otros. O tal vez simplemente fue suerte de haber encontrado al oso adecuado.

Luego pasó a ser un pedazo de piedra distinta del resto para demostrar que se tenía poder en la sociedad. O tal vez simplemente se nació en un lugar con privilegios heredados.

Más tarde se depuró en objetos de extremo valor a los que sólo unos pocos podían acceder para demostrar portándolos que se tenían privilegios de vida por encima de los demás. O tal vez simplemente les vinieron dados por hechos crueles del pasado.

Sea como sea, eso que te complementa termina siendo lo que eclipsa al resto, hasta el punto de ser eso que te oculta, eso que no te deja mostrarte, eso que los demás valoran de ti sobre, por encima y más que a ti mismo.

Somos piel, tejido, carbono y gases, todo muy orgánico así que mejor que sea lo orgánico eso que nos complementa…

No sea que se nos termine haciendo el corazón duro y frío...como diamante.

No hay comentarios: