6 oct. 2010

Mis nuev@s maestr@s.-

Este año han venido cuatro nuevas personitas de las que tengo mucho que aprender. Con los años una olvida las cosas fundamentales de la vida, como que hay que comer cada día a tus horas, dormir ocho horas para recuperarse bien del día y lo bien que sienta la fruta.

Tengo que aprender de nuevo que después de un paso siempre va otro, es cuestión de inercia y que si caigo sólo tengo que levantarme ya que fui yo la que llegó hasta ahí voluntariamente.

Lo bueno, lo bueno que es un gran abrazo y lo bien que sienta llorar de vez en cuando.

Tengo que volver a recordar que es mejor hacerse la foto sonriendo, que es más sencillo hacer las cosas bien y que todo se soluciona. Vosotros sois grandes solucionadores, durante los dos primeros años de vida el cerebro busca constantemente soluciones y no ve problemas.

Así que sólo espero que no os metan problemas inexistentes en la cabeza para que las conexiones neuronales no se os enmarañen…por mi parte haré lo posible para que así sea.

No hay comentarios: