20 sept. 2016

Bailas deprisa y sin mirar.-




Bailas deprisa y sin mirar,
como si te supieras la música que va a sonar.

Y no te das cuenta de que a veces,
de tan rápido que te mueves,
y con tanta seguridad,
la música va a otro ritmo y tu
terminas
bailando
mal.

Pasas por los sitios sin pasar,
con la cabeza demasiado alta como para observar:
lo que te rodea al caminar.

Sin embargo tus movimientos son precisos,
de duros y firmes. Incluso rígidos.

Un paso avanzas zas,
un giro de cuello, sonrisa y plas.

Y me gustas,
te aseguro que
siempre
lo intento
evitar.

Creo que hoy he tenido la grata coincidencia
de pararme en tu mirada mientras te hablaba.

Eso sí, tengo la absoluta certeza,
de que una vez más:
ni me veías, ni me escuchabas.

Porque bailas deprisa y sin mirar,
como si te supieras la música que va a sonar.

Y no te das cuenta de que a veces,
de tan rápido que te mueves, 
terminas bailando mal.

No hay comentarios: