21 may. 2015

El Buen Lunes .-



En mi Mundo Paralelo Feliz, el Lunes que viene despertaremos con ojeras de ilusión en el rostro, porque habremos dormido poco, por algún motivo extraño, una no se puede dormir mientras se ríe.

Bajaremos a la calle e iremos caminando al trabajo, el que lo tenga, sin mayor interés que el de llegar, porque lo que importará el Lunes que viene, será dar los buenos días a todas y cada una de las personas que nos encontremos mientras paseamos.

El Lunes que viene, cuando alguien nos pregunte porqué llegamos tarde, responderemos: Porque es Lunes y hace un día estupendo para caminar. 

Aunque probablemente esto último no pasará el Lunes que viene, porque ya nadie juzgará gratuitamente a nadie, nadie tendrá que cuestionar al otro para desviar sus defectos, porque todos estaremos muy ocupados en hacernos la vida sencilla.

El Lunes que viene, nos pondremos lo primero que tengamos sobre la silla de la habitación, porque es la ropa que nos gusta llevar y no tendremos que disfrazarnos de otra cosa nunca más.

No habrá personas enfadadas en atascos increíbles, porque todo el mundo caminará, o cogerá el tren o el patinete o la bici, no habrá ruido en la Ciudad y eso nos hará por primera vez en mucho tiempo, escuchar respirar a quien espera junto a nosotros.

Y aquí cambiará todo, nos giraremos, nos miraremos, nos escucharemos respirar y empezaremos a darnos cuenta de lo todo que tenemos en común.

Ese será un Buen Lunes.

El primero de todos los Lunes.

Salvo que venga WonderMonguer y nos joda el invento.

No hay comentarios: