14 abr. 2015

El Hueco .-




DEPARTAMENTO DE REVISIONES FÍSICO EMOCIONALES 140415 .- Interior. En una furgoneta enorme de aluminio blindada. Dentro la luz es cegadora. Una diminuta y rechoncha mujer, con enormes gafas redondas cual topo, pasea sus manos y sus ojos, por todas las zonas posibles, e imposibles, del cuerpo de un sujeto grande y torpe cual León, que en apariencia está perfectamente.


TORPE LEÓN
Se me había perdido un trozo

REVISORA TOPO
Un trozo de qué

TORPE LEÓN
Un trozo de mí

REVISORA TOPO
Y ¿cómo no se había dado cuenta hasta ahora?

TORPE LEÓN
Algo notaba mal, pero no sabía identificarlo. 
Hasta que noté de nuevo el trozo que me faltaba. 
Justo aquí. Mire. 
¿Lo ve? 

(Señala el costado).

REVISORA TOPO
Es precioso!! 
Es un buen trozo además.
Pero, si es casi imposible moverse sin eso!!
¿Cómo ha podido?

TORPE LEÓN
Ya ve. 
Algo tan grande y precioso
y no me di cuenta de que me faltaba.
Hasta ahora.

REVISORA TOPO
Estaría usted despistado.

TORPE LEÓN
Muy despistado sí.

REVISORA TOPO
Entonces
¿Ya está? 
Eso quería que viera.

TORPE LEÓN
Supongo que sí. 
A ver, míreme bien
 que no tenga otro hueco por ahí.

(Se gira y se gira ante los ojos de su observadora)

REVISORA TOPO
Yo le encuentro bastante...
Redondo.
Aunque nunca se sabe.
Hay huecos que no se ven a simple vista.
(Sigue palpando y para justo en el centro del pecho)
Ay, uff.
 ¿Lo ha notado?

TORPE LEÓN
¿Notar el qué?

REVISORA TOPO
Vaya.
Vaya.
Vaya.

No hay comentarios: