10 jun. 2013

Start Trying .-


Caminando caminando se iba imaginando cómo lo podría hacer para empezar a crecer. Un amigo tal vez, una amiga, un nuevo elemento que haga que me funcione este invento.

Un perro, un perro, un gato, un topo, no, pues es el sustituto animal que ayuda a completar a quien completo solo no puede estar.

El Señor Stuck padecía porque su mente no producía la idea genial que solía acostumbrar. Extraño vacío este.

Entonces se quedó en su paseo parado de repente. Frente a él se encontraba un chaval delgadito y enclenque que con mucho esfuerzo arrastraba lo que parecía la tabla de un puente.

- ¿ Qué haces pequeño? – preguntó .- No ves que es muy pesado eso que llevas arrastrado.

- Pesado no Señor, el pesado soy yo, por eso mismo estoy intentando que por si mismo este tablón se ponga en su lado.

Ni que decir tiene que con esa respuesta el Señor Stuck se quedó completamente pasmado.

- Te puedo ayudar, si me lo permites. – Respondió el Señor Stuck mientras se agachaba dispuesto a trasladar el tablón del pesar.

- De ningún modo Señor acepto su ayuda, yo tengo una misión y es llevar este tablón hasta el puente para poder cruzarlo y así poder llegar al otro lado. Quiero hacerlo yo aunque parezca que me cueste, pues si lo hace otro por mí cuando cruce el puente no me sentiré diferente que es justo lo que quiero conseguir.

Increíbletizado, admirado, completamente ojoplatizado por el discurso de ese pequeño maravilloso intruso, el Señor Stuck siguió camino y según caminaba algo en su mente cambió así de repente.

No hay comentarios: