25 jul. 2012

Dolce far niente .-



El placer de poner el ego desnudo al sol y meterle luego un baño de agua muy fría, pequeño vanidoso estúpido que no me dejas disfrutar, te voy a dar lo que te mereces.

Voy a dejarme, me dejo, no me aguanto más. 

Despertar en silencio y que sea el viento el que me bese por la mañana para salir a pasear a menos de ochenta centímetros del suelo dejando que Didín me lleve de la mano por el mundo que ya no veo y tanto echo de menos.

Coger el coche y conducir yo sola, placer, escuchando en bucle B&S hasta que llegue a tu casa para darte un gran abrazo.

Cocinar con Paulina y fumarme algo después porque sé que me pondrá de los nervios, pero la quiero... como si me hubiese parido.

Y discutir con papá de política, otra vez, claro que ahora igual estamos de acuerdo en que discutir de lo que no existe es perder el tiempo o tal vez una excusa perfecta para mirarnos a los ojos mientras hablamos aunque le prefería cuando sólo estaba el cine en las conversaciones.

Voy a darme el gusto de ser pequeña durante unos cuantos días para mimar y que me mimen.

Mimos mimos mimos mi mi mi.

No hay comentarios: