21 dic. 2011

El Señor Lost . -



Al Señor Lost le gustaban las colecciones desde pequeño se hizo con montones. Primero fueron unos sellos, luego cogió mil chapas, después fundas de gafas, más tarde fueron unos trapos y así de cosas llenaba su cuarto, su armario, su salón, su piso, su mundo porque tenía el Señor Lost la sensación de que en la vida cuanto más mejor.

Por sus manos pasaron cientos de cosas que recopilaba y apilaba una sobre otra, otra sobre una y así pasaba las horas catalogando, ordenando, haciendo montones, llenando los rincones.

Por su cama pasaron mujeres y hombres un montón...¿Por qué no? Cuanto más mejor, se decía el Señor Lost...


No hay comentarios: