28 sept. 2010

Mirando hacia el lado equivocado…otra vez.-


Procuro no mirar la prensa, que es parte más de esta tontuna que nos ha tocado vivir, pero este domingo se hizo largo y el dominical no me llamaba así que fui picoteando titulares en El País, en qué hora, para caer de culo sobre la caca que me rodea.

Titular terrorífico número uno: “Mi agresividad es mi fuerza, no cambiaré"
Hamilton, ese niñato quemapetróleo tiene un titular (lo cual ya es triste) en el que anima a todos los demás niñatos quemapetróleo del multiverso a ser agresivos y ganar a base de joder a los demás. Estupendo ejemplo a seguir.

Titular terrorífico número dos : “El acusado de discriminar por raza o edad deberá probar su inocencia”
Van a hacer una "Ley de Igualdad de trato" que parece ser muy buena sí. Qué bien!!! Qué bien!!! Seguro que es muy bueno que alguien distinto de mamá te defienda de la capullez general de la gente. Problema, esta Ley invierte la carga de la prueba de tal manera que si a Pepe le apetece cerrarte el local te acusa de discriminar a alguien y tú te tienes que buscar la vida para probar que eso no fue así.

Hubo una época en este país de países en el que se invirtió la carga de la prueba, murió mucha gente acusada de roja que no pudo probar que no lo era.

Y para terminar: Terrorífico titular número tres y tocamiento de huevos sideral tras tanta reforma educativa se concluye con que lo mejor es “Educar a la fuerza” y bajo el titular apunta que "Los ayuntamientos andaluces imponen fuertes multas por tumbarse en el césped, tender ropa en los balcones o practicar sexo en la calle." Con lo bonito que es practicar sexo.

Bueno aquí en BCN también te multan por muchas cosas, el otro día una chica en pleno chaparrón se acercó a un mantero a la salida del metro para comprarle un paraguas y terminó costándole 300 euros.

Sí Señor eso es civismo!! Así puede uno estar tranquilo saliendo a la calle.

Andalucía primera cuna de fracasos escolares, para enseñar.... mejor dar palos.

Creo recordar y no es que esté a favor de los palos, que ese fue el principio del declive de la educación en este país de países. En cuanto se permitió a los alumnos subirse a la chepa de los profesores empezó el fracaso escolar y con ello el de todos nosotros.

Y todo ¿para qué?, ¿por qué?
Porque si hay que educar que sea el capital, si hay que reprimir que sea el capital y si hay que controlar que sea el capital.

Y mañana saldrán a la calle mirando hacia donde no es, a gritar frente a un millar de sordos.

No hay comentarios: