8 may. 2007

Tendremos que esperar



Hoy he vuelto al manantial
de las aguas prohibidas,
ya no me importa mojarme,
ya no me importa mojarme.

Y aún es pronto para ver
si fue un sueño pasajero,
si lo echaremos de menos,
si lo echaremos de menos.

Tendremos que esperar
y curarnos las heridas,
que no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar.

Tendremos que esperar.

De nada sirve el manual
de vidas infinitas,
que no quiero equivocarme,
ya no quiero equivocarme.

Y aún muy lejos para ver
si fue un sueño pasajero,
si lo echaremos de menos,
si lo echaremos de menos.

Tendremos que esperar
y curarnos las heridas,
que no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar.

Tendremos que esperar
las palabras más bonitas,
que no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar.

Tendremos que esperar.

Tendremos que esperar
y curarnos las heridas,
que no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar,

Tendremos que esperar
las palabras más bonitas,
que no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar.

Ya no quiero tropezar,
ay, no quiero tropezar.

Tendremos que esperar.

1 comentario:

trufa dijo...

brutal esa canción, me encanta!