14 may. 2007

Desconcierto



Vuelvo de Madrid, que era mi hogar y en a penas unos meses ha dado un giro de 187'9 grados...Hacia donde...hacia lo que no me gusta. Acerté en irme eso está claro, porque eso de pasar a la plaza del 2 de mayo previa revisión policial no es para mi.

Eso de tener un metro que llegue hasta pueblos que están a kilómetros del centro, no es para mi.

Eso de tener cuatro pedazo de torres simbolo de la especulación urbanística de este partido extrañamente legalizado que es el que gobierna mi ciudad no es para mi.

Y seguirán por muchos años, llenando de banderas que no son la mía, las calles que antaño recorrí con ilusión confiando en una democracia que no existe y un sistema que gira siempre en torno a lo mismo.

Madrid mi querido, amado, mi patria, mi incondicional pasión se está haciendo mayor sin mi. Sin contar conmigo ni con muchos de los que allí nacimos, exiliados en busca de la ciudad invisible.

No hay comentarios: