18 nov. 2006

BOXEO PARA CÉLULAS Y PLANETAS




Hay una sala cerca de casa La Sala Metronom, un lujo de sitio que invita a ver cosas como esta obra de Angélica Liddel (alguien para admirar).

La obra propone: "De qué manera se puede compaginar la búsqueda individual de la felicidad con la catástrofe de lo humano."

El eterno conflicto de los que nos pasamos media vida con la mano en la mejilla. Con la guasa que ello conlleva.

Me ha encantado la obra y desde aquí os recomiendo que os hagais con algo de esta tremenda mujer que, como pocos, sabe combinar lo que importa con lo que engancha.

Mi más sincera Enhorabuena.

No hay comentarios: