16 jul. 2017

Besugo, lubina, humano y pez .-


Los peces hablan y las conversaciones de besugos también existen.


- Tengo una pregunta existencial.

- Aha. Dime, dime. A ver.

- ¿Eres rematadamente idiota o es que te gusto un pelín?.

- Me gustas algo más que un pelín, sí.

- Ya... 
Y ¿se puede saber qué ves en mí?.

- Un montón de miedos.

- Así que sí.
 Eres rematadamente idiota.

(Silencio pensativo de pez)

- Ostras!!! 
Me llamas idiota porque me gustan tus detalles.
Jajaja qué bueno!!!

- ¿Mis detalles?.
No he tenido ningún detalle contigo que yo recuerde.

(pensamiento mágico de pez)

- ¿Quieres salir con alguien idiota o eso también te da miedo?

- No me lo había planteado. Dame un poco de tiempo.

- Mucho.
Tiempo tienes todo el tiempo que puedas imaginar.
¿Puedes imaginar?





Y una lubina entró en el horno.

No hay comentarios: