13 dic. 2016

Mujer de talle irreal .-




Barcelona interior día.- Llueve, la luz entra difuminada por la ventana invitando a soñar.

ELLA .- Buenos días maestro. Necesito inspiración. Estoy completamente desinspirada.

EL.- (Envía un cuadro) ¿Te vale este?.

ELLA.- Hummm, Nope. Tiene que ser una mujer.

EL.- (Envía el cuadro adjunto). ¿Mejor?

ELLA.- Mejor.  Es una mujer nueva, de nuevo talle. Voy a ver qué le escribo.

Y quedó así:

Va a resultar ahora 
que no sabré por dónde prender mi cuerpo al tuyo.

Justo ahora.
Con lo que ha costado encontrarte.

Y es que tienes todos los detalles.
Me quedo idiota al mirarte.

Me paralizo y no sé
cómo encajarme a tu lado.

Justo ahora que te vuelves a mirarme 
yo me enredo en tus matices y no sé
cómo recogerlos todos para hablarte bien.

Y es que no te esperaba así.
No te esperaba real.

Justo ahora.
Va a resultar ahora 
que no sé por dónde empezar.








No hay comentarios: