19 abr. 2016

En Un Mundo Paralelo Feliz ( Tranco 9 ) .-




Rhett Butler, un tipo durote e independiente, que recorre Los Estados sin ataduras sentimentales de ningún tipo, conoce a Ashley Wilkes, en una fiesta de Drags a la que fue invitado por este expresamente. Conociendo Rhett que: en los Doce Robles, las verdaderas fiestas empezaban justo pasadas las doce y que el anfitrión, utiliza "Ashley" como nombre en clave, ya que todavía no se usaba lo de activo-pasivo, ni había código de pañuelos, ni nada de eso para identificarse, y Rhett, era un hombre muy activo, en el más amplio sentido de la palabra.

Poco después de esa fiesta, Melania Hamilton, accede a la propuesta de su mejor amigo Ashley, para casarse y aplacar así los rumores, cada vez más extendidos, sobre las preferencias sexuales de ambos.

Sí, porque a Melania, le monta un pollo tremendo el padre de Scarlett O'Hara, cuando se entera de que está, más que saliendo, entrando y mucho, con su hija Suellen. 

Así que ella también así, se toma cierta revancha, tras el planchazo que le da Suellen O’Hara, quien cansada de luchar en contra de los deseos de su padre, decide tirar la toalla y el amor que siente por Melania, por los algodonales de su enorme finca de Tara y se hace pasar por hetero, porque la cosa está muy mal en esa época y más en el Sur.

Por otra parte, Scarlett O'Hara, que nació con retraso, aunque todo el mundo la toma simplemente por boba, no comprende nada de lo que está pasando, porque ella es monísima y nadie la quiere. Bueno, Ashley no la quiere, pero los gemelos Tarleton la quieren a doble banda, lo que pasa es que ella tiene fijación, sin saberlo, por los hombres gays. Así que cuando Rhett, que disfrutó muchísimo pasadas las 12 de la noche en la fiesta de los Doce Robles, le pide a Scarlett que se case con él, para tener un pretexto perfecto para ver a "Ashley" con frecuencia. Ella, despechada por la boda que se viene, acepta casarse con Rhett, como única manera de estar cerca del hombre, al que verdaderamente ama.

Los dichosos años se complican mogollón, con la guerra de secesión y eso, pasan un montón de cosas horribles y tal, pero al final de todo, triunfa el amor y Rhett, decide dejar a la pequeña Scarlett, quien como no ha obtenido amor en la vida, se hace vegana nivel seis, lo cual es insoportable para cualquier vividor como Butler, quien: o se pira del Sur o va a terminar fatal del hígado, entre saludito al Sol y saludito al Sol, de su esposa comezanahorias.

Así que  Rhett se va para el Norte, a montar una tienda de camisetas de algodón, rollito peto musculoca. Idea que tuvo Melania, mientras recogía algodón durante la guerra, con un calor de agárrate y no te menees, fatalísimo total, por mucha manga corta que te pongas.

Ella a su vez, no dándose por vencida, recupera a Suellen y juntas desde el Sur, se encargan de proveer a la fábrica de Rhett, del mejor algodón blanco puro cien por cien. Aprovechando que Scarlett, no se entera de nada, porque además del retraso, se ha quedado colgadísima entre la meditación y las raíces comestibles.

Con los años, estas camisetas se volverían un icono para muchísima gente. Sobretodo en el mundo gay, porque sientan muy bien, a las chicas sobretodo. Y son tope de sexy.

Dirigida por George Cukor.

No hay comentarios: