1 dic. 2015

Felinidad .-




Te quiero ver con los ojos pequeños.

Esos, sí, los de sonreír.

Justo aquí,

a mi lado, al despertar.

Y que se tornen inmensos,

como un amanecer.

Repletos de cosas buenas posibles,

como todo lo que empieza.

Así me voy desperezando.

Con toda la calma y la dulzura de la mañana.


No hay comentarios: