14 oct. 2015

Objetos absurdos.-




En este fascinante momento de la "evolución" humana que nos toca "vivir", encuentro diariamente objetos que sinceramente no sé cómo es que no evolucionan, con tanto potencial que hay en el mundo.

Por ejemplo, el porta rollos de papel del baño, ese del que se tiene que quitar el "palito muelle" y meterlo después, perfectamente encajado en dos imperceptibles agujeritos, toda una obra de ingeniería para probar tu psicomotricidad una vez por semana si no más, toda una historia pa cagarse vamos.

Dentro del baño, también podemos encontrar las barras de ducha extensibles, porque no todo el mundo tiene a quien sepa hacer agujeros en los azulejos, eso es así. Y una barra extensible te saca del apuro, hasta que se vuelve en tu contra...se vuelve RE VER SI BLE, deja de encajar entre las paredes, no sé, igual se han dilatado las paredes o algo, y se te cae cada vez que entras en la ducha y lo que es peor, siempre que sales de ella.

De las tres posiciones del USB, no vamos a hablar, que ya las conocemos todos (Bien, Mal y Ahora).

Las grapadoras, también son una de esas cosas que no concibo cómo nadie ha inventado algo menos arcaico para juntar papelitos. Algunas grapadoras son muy modernas y en ellas a penas hay que hacer esfuerzo para conseguir que veinte hojas, queden perfectamente agujereadas y prietas. 

Pero todas, todas, todas las grapadoras, por muy modernas que sean, tienen un complejo sistema de carga rollo caramelos PEZ, que según el día, te acuerdas mucho, de lo que querías ser de pequeño, justo cuando te tomabas caramelos PEZ y jugabas...qué sé yo...a la oficina, por ejemplo.

Luego tenemos, el extraño y complejo mundo de la moda, el año pasado teníamos los cuellos de lana de tamaño gigantesco, eso no abriga señores, viste mucho y tal y es molón pero el cuello se queda al viento, y entra muchísimo frío, se supone que esa cosa, debería tapar el cuello, pero por delante copón, que si no, las anginas las pillas igual.

Sacaron para mejorar aquello, la bufanda manta, que está muy bien si vives en el Norte y no utilizas vehículos de dos ruedas para desplazarte, porque igual te sirve para cubrirte entera cuando caminas que cuando te tomas unos pinchos en la terraza en pleno diciembre. Igualmente, si hace unos años te veían salir con la manta por encima para ir a por el pan, no quiero ni pensar en las risas de los que aún no miraban todo el día el móvil a tu costa. Los tiempos han cambiado y ahora si alguien levanta la cabeza de su terminal y ve a otro alguien, con una manta por encima de la cabeza, lo sube al Instagram.

Esta temporada otoño invierno, se llevan por lo visto las chaquetas de manga a mitad de antebrazo y también vuelve la campana, pero rollo pirata, así con el tobillo al aire...Eso para invierno ya. Porque todo el mundo sabe, que si te abrigas bien lo que es el pecho, el frío no penetra por las extremidades. ¿Quién quiere tener extremidades pudiendo llevar unos campanolos por encima del tobillo?. ¿Y las manos?. ¿Quién quiere manos pudiendo tener un muñoncillo para darle al ME GUSTA o hacer una fotico para los desconocidos?.

Las banderas, también son una de esas cosas que no sirven para nada, uno no sabe bien cómo ponérsela para salir a la calle y eso, además de favorecer poco, poquísimo o nada, pero eso lo comentamos otro día si tal, que lo de la bandera es mucha tela.


No hay comentarios: