25 nov. 2015

The Knife - Heartbeats .-

Detectan la luz y la convierten en impulsos electroquímicos .-



Llegados a este punto confieso:

Que no será, el tamaño,

ni la forma,

ni el color,

lo que me atrape en ellos.

Sino lo que vean y cómo lo miren.

Y además informo:

Estoy deseando que me sorprendan

Otra vez.

Disculpa si me ciego por un momento.

Es que hacía mucho,

que no notaba,

ese brillo.

20 nov. 2015

Talking Heads - Heaven .-

La Ciudad Bella .-



Fotografía obra de Álvaro Valdecantos - Proyecto Bella - LUPERCALES


El otro día me preguntaron: Si me vine a Barcelona por amor.

Efectivamente. Me enamoré nada más llegar la primera vez hace...Mucho tiempo, o siempre o ahora. 

No soy buena con el espacio tiempo, mi memoria es fatal.

Tal vez estaba enamorada antes, solo de escuchar el nombre.

Enamorada de la idea de vivir junto al Mar, enamorada de la idea de salir de Madrid.

La idea de salir, siempre me ha enamorado bastante. Eso sí lo sé.

Esa Bella Barcelona (espejismo de lo que es ahora)

me tiene atrapada y me sigue emocionando como la primera vez.

No es real, ya lo sé. Es lo que tiene enamorarse.

El caso es que hay por aquí un tema, un verdadero problema, que me hace dividir.

Llevo aquí mucho tiempo, o nada, o siempre o nunca, no sé bien.

Y es que cada día me recuerdan, que esta NO es MI Ciudad. 

Y yo, que vengo de donde es todo el mundo...o nadie, no sé.

Yo desconocía que no se podía ser, en cualquier lugar.

No sabía que los lugares, eran de unos, más que de otros.

No había desarrollado sentimiento de propiedad hacia un lugar, hasta que llegué aquí.

Algo como obligatorio, algo que se impone, cada día, o siempre o nunca.

Algo que está aquí. Y no había sentido antes de vivir aquí.

Algo frío, muy frío.

Ese frío que te va helando cada día, un poco más, o siempre o nunca o ...no sé bien.

¿Debe de ser más de otros que mía esta Ciutat tan Bella?.

¿Aunque me conmueva y me duela, aunque me fascine, cada segundo que paso aquí?.

Tal vez más, o menos que a ti, no sé.

¿Cómo se guarda una calle? ¿Dónde la metes?.

A mi no me caben los sitios en ningún lugar.

Igualmente, no quiero entrar en eso.

No me vas a meter ahí, aunque pierdas tu identidad.

Eso es cosa tuya, mía no.

Mío no es nada, o lo es todo, o siempre...No sé muy bien cómo va esto.

Solo sé que no entraré ahí. Porque:

Lo que me gusta es salir.

A los que nos vamos, nos gusta mucho salir, estar fuera, estar fuera siempre y curiosear para aprender mucho siempre.

Y querernos, querernos mucho todos siempre.

Esta foto la ha hecho un madrileño tremendamente majo, de esos que se vienen y se enamoran de esta Ciudad Bella y me consta, que el proyecto también tiene a personas de Madrid implicadas, que aman y embellecen Barcelona.

Personas, que se enamoraron al llegar aquí, como yo,

como tu nunca o siempre o cada día, no lo sé.

¿Igual es más de ellos, que mía?.

¿Es un lugar más de alguien, que de quien lo habita?.

Yo no voy a entrar eso.

Estoy muy cansada y hace frío.

Siempre hace frío aquí.

Y esta Bella no arropa. Nada.

Pero queda genial en las fotos. Siempre.

17 nov. 2015

Stereolab - French Disco . -

Y los hombres se empezaron a culpar .-




Y los hombres se empezaron a culpar.

Pero no a sí mismos.

Culpaban siempre al otro hombre, los hombres todos.

Empezaron a vomitar culpa en la tierra toda.

Se apuntaban los unos a los otros, los hombres todos.

Se acusaban unos a otros y olvidaban.

Olvidaban que la culpa era una trampa y se encerraron en ella.

Olvidaron que los hombres son hombres.

Olvidaron su responsabilidad como hombres, en la tierra toda.

Y no pudieron ser hombres nunca más.

La tierra lloró.

10 nov. 2015

Lightning Seeds - You Showed Me .-

Reservado Muy Reservado .-



Reservado Muy Reservado era un niño muy callado, que siempre se quedaba a un lado, mirando cómo los demás jugaban, se peleaban y a veces se reconciliaban. "Es imposible unirse así" .- se decía, "Siempre las mismas palabras, siempre las mismas excusas, es como ver una lavadora en la que nada se mezcla. Y todo sale limpio para ensuciarse después". 

Reservado Muy Reservado lo único que quería, es que las cosas fueran bien. Así que cuando se enfadaba él (cosa que también pasaba), en un rincón se quedaba, para no liarla también. 

Porque todo el mundo sabe que discutir, nada bueno te va a traer.
"Si algo no te gusta lo cambias".
Es lo único útil que se puede hacer.

Reservada Muy Reservada era una niña en apariencia apocada, delgada, tan delgada, que podía esconderse fácilmente cuando algo le asustaba. Cosa que pasaba frecuentemente. "Porque el mundo va muy deprisa siempre hacia el mismo lugar," - se decía. "Es como un niño sordociego y autista, que no puede, ni quiere entender, que las cosas son mucho más simples de lo que nos hacen creer. Así que mejor me quedo aquí agachada, así nadie me podrá ver".

Reservada Muy Reservada, lo único que quería, era que las cosas fueran bien. Y que si a alguien algo le molestaba, lo cambiara, ya que es lo único útil que se puede hacer.

No entendía, aunque lo intentaba, cómo los demás preferían enfadarse, culparse y disculparse, en vez de mejorar y mejorarse.

Un corto y brumoso día. Un día de esos en los que el mar se posa sobre la ciudad, despiertas tarde y la luz se va antes de que salgas a la calle. Un día de esos en los que sales a pasear y no ves más de tres pasos tuyos contados hacia atrás. Reservada Muy Reservada, bajó a ver lo que pasaba en la plaza que quedaba cerca de su casa, pues un intenso sonido le llegaba por la ventana, como una sirena de alerta que a todo el mundo llamaba.

Llegó Reservada Muy Reservada a la entrada de la plaza, que quedaba más apartada y por allí entró, pero como todo estaba brumoso nada vio, así que avanzó.

Avanzó, justo por el mismo adoquín por el que Reservado Muy Reservado iba de la plaza a salir, así que con el tropezó:

"Lo siento, ¿te he asustado? " .- dijo Reservado Muy Reservado, al tiempo que sostenía a la chiquita, que del susto, parecía que se caía (porque se agachaba).

"No te había visto y estabas justo al lado!".- se sorprendió, Reservada Muy Reservada, al tiempo que la postura vertical recuperaba.

"Normal, con esta bruma poco verás " .- sonrió Reservado Muy Reservado. Entonces su mano tomó. "¿Te puedo acompañar? ".- preguntó.

Reservada Muy Reservada, que además de reservada, era una tímida rematada, no supo reaccionar. Se dejó coger la mano y empezaron a caminar, pero hacia atrás.

Reservada Muy Reservada, notando que a la plaza no iban a entrar, habló:

"Perdón, creía que íbamos a ver qué pasaba, con este sonido yo pensaba, que había gente en la plaza. Y les quería observar. A ver si se despertaban."

Reservado Muy Reservado de súbito se paró, miró a Reservada Muy Reservada con sus ojos muy abiertos y flipó (aunque no se le notaba) porque, por primera primera vez en su vida, acababa de conocer a alguien que sabía que los demás dormían. 

"No hay personas aquí, son solo unos ecos que vienen de otro lugar. Me temo que no han despertado ya ".

"Entonces mejor nos vamos".- resolvió Reservada Muy Reservada, que también estaba flipada, porque por primera primera vez, había soltado su teoría y no se tuvo que quedar después agachada.

Así fue, que se conocieron Reservado Muy Reservado y Reservada Muy Reservada, un día de esos en los que el Sol no acompañaba.

Desde ese día el Sol brilla cada día y ellos no paran de hablar.

Entre ellos dos, claro, porque se comprenden bien, como un único solo ser. 

Y siguen mejorando las cosas, las pequeñas cosas, entre los dos, porque entre dos es mejor.

Y quién sabe, tal vez un día....

Sean más los reservados, los que dejen de callar.

Y hablen entre todos, de lo que no se puede hablar.



3 nov. 2015

Julie Doiron - Je Le Savais .-

Y los hombres volvieron la espalda .-



Y los hombres volvieron la espalda

Volvieron la espalda a los hombres todos.

Se giraron los hombres al mismo tiempo.

Cambiaron el rostro por la nuca,

los hombres,

en la tierra toda.

Tanto volvieron la espalda los hombres

que terminaron por darse la espalda sí mismos.

La tierra toda, siguió girando,

esta vez sin contar con los hombres,

ni con las nucas de los hombres.

Cargó la tierra las espaldas de los hombres,

con un peso increíble,

un peso inconmensurable.

todo el peso insoportable de la tierra,

cayó sobre la espalda de cada uno de los hombres todos,

para ver si así,

volvían los hombres

a saberse hombres

en la tierra toda.