30 jun. 2015

The Helio Sequence - Never Going Back .-

Caramelos .-



Hay días en los que me levanto como rodeada de papelitos de caramelos, que envolvían mierdas que me comí.

No hago más que estar caminando entre envoltorios de caramelos, no están sucios pero albergaron mucha mierda. Son envoltorios de mierda, de los que tengo que salir y no paran de caer y crecer y rodearme y no hay día en que no me tropiece con alguno.

Estoy todo el día quitándome envoltorios de encima, para seguir camino.

Cada vez cuesta más.

Pero si paro acabaré dormida sobre una montaña de papelitos, que envolvieron mierdas que me comí.

Y ahí me quedaré. Cual mierda envuelta en papelitos.

No es un futuro deseable, así que hay que seguir.

Esperando que se biodegraden o desaparezcan o se quemen  o lo que sea.

Que llegue un gran soplo de aire y se los lleve, al menos un tiempo.

Esto ya empieza a oler mal.

No puedo respirar.

Y encima hace muchísimo calor... Cosa que no ayuda para nada.

Estoy agotada.


Pero ¿cuántas veces te pueden romper el corazón?.
Todas las que yo quiera.

23 jun. 2015

The New Pornographers - The Bleeding Heart Show .-

Correcto Muy Correcto .-



Correcto Muy Correcto, era un niño a ojos de todos, perfecto. Con su pelo bien recortado y la raya siempre hacia el mismo lado. Camisa planchada, limpia inmaculada, pantalón no ajustado con pinza, está claro y zapatos siempre bien atados. 

Caminaba Correcto Muy Correcto, con gran confianza, la cabeza bien erguida, mirando al frente y por supuesto siempre siempre, sonriente.

A Correcto Muy Correcto, le gustaba pensar: que las cosas no iban nunca mal y que haciendo lo que te dicen que tienes que hacer, básicamente, todo te irá muy bien.

Pobre Correcto Muy Correcto, no quería saber, con todo lo que sabía, que las normas son mandatos que otros imponen en nuestras vidas, para controlarnos nada más. No para cuidarnos. Qué va.

Correcta Muy Correcta, era sin duda para todos, la chica ideal. Alta, en su peso, con porte bien tieso, elegante en cada movimiento. Cumplía Correcta Muy Correcta, de todas todas, los cánones marcados por la sociedad. Sin excesos. Sin malos gestos. Cuidando cada palabra, en cada momento.

Aunque había algo que nadie sabía, y es que a Correcta Muy Correcta, lo que más le gustaba, de verdad, de verdad, era pasar el día en casa tirada, sin tener que pensar en agradar. Eso...La dejaba un poco aislada...Como podéis imaginar.

Un corto corto día. Uno de esos días automatizados, en el que sales de la cama y vuelves a ella, como si nada hubiera pasado, Correcta Muy Correcta, como cada tarde a las seis, fue a esperar el semáforo ponerse en verde, para pasar al otro lado. Lado donde con Correcto Muy Correcto, siempre a las seis, se encontraba, y ambos, claro, tan correctos, se saludaban allí, justo en el centro del cruce cruzado. 

En ese momento de seis, ese día algo pasó, ahora veréis. 

Correcto Muy Correcto, de modo inesperado, se saltó el rojo de peatón, llegó corriendo frente a Correcta Muy Correcta y de un tirón, se la llevó hacia el pecho y luego al suelo la tiró. 

Entonces, el también, sobre ella justo cayó.

Correcta Muy Correcta, por un momento, no entendió nada y ante tal agresión, a Correcto Muy Correcto una bofetada le dio. Zas, así, en plena cara. Cara que Correcto Muy Correcto giró, justo para observar, como un enorme tren descarrilaba, ahí donde Correcta Muy Correcta, hacía tan sólo unos segundos, esperaba de pie parada. 

Correcta Muy Correcta, al escuchar el estruendo que siguió, tomó la mejilla enrojecida de su salvador y dijo:

- Perdón no lo vi.- Luego sonrió.

- No hay nada que perdonar. Perdóname tu a mí, por el susto que te di.- respondió Correcto Muy Correcto, al tiempo que se incorporó y ayudó a levantarse a Correcta Muy Correcta, quien esta vez, un beso en la mejilla le plantó.

- Gracias- susurró Correcto Muy Correcto. Rojo el ahora, de cabeza a píes.

- Gracias a ti. - asintió Correcta Muy Correcta, mientras ponía hacia el otro lado el pelo de su saludado, que con el golpe y el bofetón, se había despeinado.

Esto en secreto, era algo que ella, siempre había deseado hacer.

- Igual es un principio. Le cojo el punto y lo convierto en vicio.- Rió aliviado, Correcto Muy Correcto, quien tras mucho tiempo de ver a Correcta Muy Correcta y quererla besar, aprovechó el momento, para darle al fin, ese beso de seis ahogado.

- Igual los vicios, no están tan mal.- Guiñó Correcta Muy Correcta, feliz como nunca.- Y le volvió a besar.

Esto es así, bueno es saberlo: 

Si te saltas un rojo, rojo te acabarán viendo.

Pero, no hay que seguir las normas, así sin más. 

Las normas no están bien siempre.

Así que, si ves que el tren, va a descarrilar, mejor saltarlas.

Una y mil veces.


16 jun. 2015

Patti Smith - Dancing Barefoot .-

Principio de superposición y el entrelazamiento .-




Primero el trece seis.

La ilusión.

Luego el Bosón.

Y se acabaron todas las gilipolleces.

Después Tu.

Y te beso...

La Nada es Infinita,

Absoluta,

Perenne,

Inmensa..

Plenitud y Calma.

Sólo en Ella, nacen los pluriversos.


Abrazo amor, caricia calor, respiro,
te respiro.

Entras en mis pulmones, justo por el camino,
que va directo al corazón.

Te siento, te sé.

Tu piel me cuenta en nanosegundos,
todo lo que me querías decir, tras tantas cosas.

Al fin entiendo.

Estamos.

Estás aquí y me reconozco hacedor... y partícula.

Un Uno no dividido.

Completo.

Conectado.

Estoy viva,
(se me estaba olvidando).

Vivir al fin, vivir.

La ilusión en mi y tu.

Aquí.

El Bosón en ti y yo.

Presente.

Un abrazo y

por un instante,
eterno,
inmenso,
completo.

Creamos Universos en nuestra Nada.

"Y los gatos",

lo saben.



9 jun. 2015

The GOASTT - Animals .-

Y los hombres empezaron a brillar.-



Y los hombres empezaron a brillar.

Cerraron las puertas tras de sí y salieron a la calle.
Se cansaron los hombres, de estar encerrados
y comenzaron a caminar, los hombres todos.

Miraron a Sol y el Sol no les cegó.

Fueron los hombres quienes cegaron al Sol.

Brillaron tanto los hombres todos,
que la tierra también brilló.

La tierra y los hombres se hicieron Sol.

Y dejaron de girar.

Y dejaron de ir detrás.

Empezaron a ser hombres, en la tierra toda.

2 jun. 2015

Ariel Pink - Dayzed Inn Daydreams .-

Atarse bien .-




La sensación de tener una pulsera en la muñeca durante cuatro días, atada a una serie de momentos estupendos que tienes que apuntar para que no se te olviden.

"Vente el miércoles que es mejor, así no harás cola para la pulserita".

Y empieza el festival y te dan una tarjeta que parece que alberga todos los tesoros del mundo, porque si la pierdes no puedes volver a entrar en el recinto. Y piensas: Mi vida ahora mismo está en este recinto. No hay nada más.

No me interesa absolutamente nada más durante cuatro días, que disfrutar de la música, a ser posible en la mejor compañía, que la tuve. Gracias, gracias.

Y el mejor recuerdo es ese: "Me alegro tanto de verte". Siempre. 

Todo el mundo está feliz en el Primavera, todos están encantados de volver a verse, encantados de bailar, encantados de estar rodeadísimos de muchísimas personas que sonríen, todo el rato...Uy, esta no sonríe: aguántale la cabeza que allá va.

Y te haces medio enfermero si hace falta, y estás pendiente de un desconocido, y le guardas el sitio a una sonriente que viene sola a ver a Patti Smith al Auditorio, porque seguramente sus amigos, como casi todos los míos, están aún en su segundo despertar.

Y te abrazas a tu hermano y sonríes y se te ponen los pelos de punta con Tori Amos cabalgando entre teclados mientras canta Precious Things, qué maja la ginger ( me falta mi dude ).

Y te quieres ir pero: "Espera, tienes que ver a Ariel Pink, que son increíbles", y lo son y tocan como locas, a pesar de tener muchísimos problemas con el sonido, pero tocan, tocan para ti y son geniales y le agradeces muchísimo a tu cicerone, que te haya traído hasta ahí. 

Y te juntas al fin con esa pandilla de majos, vamos a ver a Thurston Moore, pues me parece genial, yo con vosotros voy donde sea...menos al Heineken, al Heineken sólo por Patti, porque en realidad a mi, me agobian mucho las masas, pero por Patti lo que sea.

Ah pero The Church en primera fila. Como usted diga, perfecto cicerone musical y qué bien compartirlo contigo, pero me falta mi niño.

Y sí, qué bueno haberlo compartido, pero me has faltado tu y tu y tu.

Y me quiero ir a casa.