22 sept. 2013

Edward Sharpe & The Magnetic Zeros - Home .-

La caja .-


Había una vez un huerto donde siempre cada mañana una caja de madera se encontraba a vista de todos repleta de verdura fresca. Quien se encargaba de cuidarlo pensaba que era bueno dejar allí las verduras que no podría tomar ese día y se echarían a perder de dejarlas mas tiempo en la tierra. 

Sabía el hortelano que quien mas necesita no pide así que ofrecía en silencio esa caja para que el transeúnte que valorara esos buenos alimentos se hiciera con ellos.

Lo que no sabía el hortelano es que la caja era vaciada continuamente por quien menos necesitaba de ellos, porque así son las cosas: quien mucho come mucho quiere y quien no come no toma mas que lo que tiene. 

Pasaron por aquel huerto varias personas: La primera en coger la caja entera toda para ella, fue una acérrima carnívora que se creía vegana y que pensó al ver las verduras brillantes que le quedarían perfectas en la encimera y allí las dejó abandonadas y siempre que no le brillaban volvía a por mas y allí en la encimera las dejaba.

La segunda que pasó por la caja agarró todas las berenjenas y las hizo puré para dejarlo criar moho en la nevera. Pues tenía esa mujer afición por hacerse con las cosas mas buenas pero ningún interés, ninguno, en tener cuidado de ellas.

La tercera troceó cada verdura con mimo y con ellas hizo platos exquisitos, platos que nadie probó, puesto que con nadie quería compartir lo que hacía y ella,...ella tampoco comía.

La cuarta persona que por allí pasó cogió los mejores tomates, los tomó entre sus manos con tan poco cuidado que los aplastó como a los corazones mas tiernos que en su vida encontró. Así que poco de ellos sacó.

El encargado del huerto sin embargo vivía ajeno a estos terribles des.hechos. Seguía pensando que sus verduras llegaban siempre a quien bien las merecía. Imaginaba que la niña cansada que por su finca cada tarde paseaba terminaba cogiendo no todo pero sí algo de lo que la caja le ofrecía cada día.

Un buen día dejó de verla por allí y pensó que al encontrarse mejor gracias a sus verduras cambió de rutina y una nueva vida comenzó. No sabía el hortelano que la niña enfermó y no pudo pasear nunca mas.

Puesto que siempre se le adelantaba quien menos tenía derecho pero arramplaba, porque amigos, es un hecho: Que quien necesita no pide y quien mas tiene todo todo lo quiere.

19 sept. 2013

Hot Chip - One Life Stand .-

La posibilidad .-


Esta mañana medio dormida encuentro junto a la puerta de la oficina un cartel anunciando una charla sobre ATENTOS!!! : "La posible evolución del ser humano".

Me he despertado ipso facto, con eso de "la posibilidad"...Porque que yo recuerde toda mi vida me han vendido como hecho probado que hemos EVOLUCIONADO. Repetid conmigo que es muy diver e.vo.lu.ci.o.na.do...Yo he evolucionado, tu has evolucionado, el ha evolucionado nado nado nado nada nada.

Nada de nada vamos, porque si nos seguimos riendo con las mismas obras clásicas escritas en la Grecia del siglo III mucho me temo que la posibilidad de la evolución humana ha desaparecido, repetid conmigo que es muy diver com.ple.ta.men.te.

No evolucionamos, involucionamos. A saber:

Hecho corroborador número uno del día:

Llama una mamá para preguntar por un tema de su hijo.
- ¿Y cómo se llama su hijo? Pregunto
 - Pablo .- Responde ella. 
Hago una revisión mental imaginando su comportamiento cerebral en cuestión de microsegundos concluyo: Muy bien, Pablo. Pablo para ti sólo hay uno pero a mi, Pablo no me dice nada, porque debo tener unos cincuenta Pablos en la base de datos...Como siempre termino preguntando por sus apellidos porque la buena mujer no ha caído en eso hasta entonces. 
Y sé que llegará un día en el que me respondan con un @amatito o un #ilovemihijo

Hecho corroborador del día número DOS:

Llega una pava (es que con perdón era muy pava) a hacer una entrevista. Le tomo el C.V. que saca totalmente arrugado de una carpeta (nota mental - los papeles dentro de las carpetas también se arrugan...mucho) y le dejo que rellene un formulario. 

Al rato me pide el C.V....El suyo propio y me dice: "¿Me dejas el C.V. que no me acuerdo de cuándo terminé la carrera?

Yo la memoria la tengo frágil absolutamente y mis problemas con el espacio-tiempo son realmente preocupantes sí, pero os aseguro que el día que terminé la p...carrera está marcado como uno de los mas terriblemente felices días de mi vida y no se me olvidará jamás. Y menos si voy a una entrevista.

Y sé que llegará un día en el que no tendremos ni que acordarnos porque con las gafas google nos saldrá de la gente una ficha rollo Terminator con datos médicos, fechas de licenciatura y gustos sexuales al lado del humano a chequear...¿por qué no?.

Total que estoy por ir a la charla esta a ver qué dicen sobre la posible evolución del ser humano, que vendrá imagino de la mano de microchips o algo así, porque a nivel celular y de sinapsis neuronal vamos mal, mal y cada vez mas mal. Mas bien no vamos.

Me lo voy a anotar en la agenda del móvil no sea que me olvide.

15 sept. 2013

Youth - Daughter .-

Y no viajar .-





Departamento de enfermedades postvacacionales CMJD1209 .- Sección 3 .- Planta Sexta .- Interior tarde.- En el despacho acristalado del Doctor Acabose entra una paciente de edad indeterminada con cara chof.-

DOC
Se le recomienda por prevención de enfermedades cardiovasculares no volver a visitar ningún país durante los próximos meses. 
Quedan completamente descartados los viajes largos de larga estancia, el jetlag puede traer consecuencias inesperadas..podría incluso no volver con vida. 
Y si va a hacer una visita de fin de semana será mejor que antes revisemos sus analíticas.

SEÑORA
Vaya doctor y ¿me lo dice justo ahora?
He visitado tantos países y ahora me he quedado sin, sin, 
(Titubea mientras busca una nube por el enorme ventanal que tiene enfrente) 
¿Cómo se lo explico? 
Cuando vuelvo... No hay nada mas.
Es que me gusta mucho viajar ¿sabe usted? aunque no me siente bien. 
Me emociono. 
Y soy adicta a las emociones Doctor.

DOC
Pues no tiene usted la capacidad física necesaria para según qué emociones Señora. 
Está usted mayor por si no se habían atrevido a decírselo todavía.

SEÑORA
Estoy mayor pero viva aún doctor y ¿qué es la vida sin emoción? 
(Responde al tiempo que su mirada parece haber encontrado una nube con alguna forma divertida)
¿Sin la curiosidad de visitar países nuevos con nuevas costumbres y geografías humanas abrumadoras?

DOC
Le digo que se la juega usted cada vez que sale de turismo.
(Concluye muy serio, mientras toma su bloc de notas)

SEÑORA
No voy de turista doctor.
Busco un lugar donde quedarme.
 Lo que pasa es que el tema de la superpoblación me lo pone difícil para encontrar un país con capacidad de asumir un nuevo habitante.

DOC
Ya veo....(Toma notas en su agenda) 
Bueno, pues quédese descansando y ya vendrá un país a visitarla a usted. En usted no se está nada mal. (Levanta la cabeza de sus notas, la mira y sonríe)

SEÑORA
Eso dicen, aunque luego me deshabitan.

DOC
Será entonces que no es usted la única a quien le gusta viajar.
Tome dos de estas pastillas mañana, tarde y noche y descanse.
Haga usted el favor.


12 sept. 2013

The Temper Trap - Science of Fear .-

Keep calm .-


Este verano he descubierto con Lucía, que no es ajo la palabra que les gusta decir a los bebés, es la jota, la jota!! la que les hace reaccionar. Al menos a mi sobrina, como buena Madrileña, porque aunque despierta con buen humor y te mira sonriente, cuando aparece la jota parece que quiere decir algo importante, de buen humor pero importante.

Me ha enseñado que solos lo que se dice solos no llegamos a este absurdo caótico y crisisantropológicamente ridículo mundo. Llegamos aquí, a este frío aquí, tras nueve meses de calorcito y amor dentro de un cuerpo, con la idea de estar luego abrazaditos y felices cual marsupiales durante largo tiempo mas. Y chupar teta cada cuatro horas. 

Mi sobrina no chupa teta y dicen que no es bueno que se acostumbre a los brazos. No es bueno para los que la van a cuidar, porque tendrían que cargarla todo el día, pero lo normal es que los brazos sean buenos, mas para un bebé. Aunque cierto es que cuanto menos se acostumbre a los brazos mucho mejor para ella , porque llega a un mundo-mierda en el que el amor virtual o físico fake parece molar mas que el real, romántico, antiguo, sensorial de antes. 

Mi sobrina no toma teta cada cuatro horas, pero tiene buen humor, se ríe mucho y he descubierto que no es ajo la palabra que hace que quiera hablar sino la jota. Jota de Jo de: Joooooder si lo llego a saber. Pero luego se ríe...debe de ser la genética. También tiene la arruguita de pensar, tendré que tener cuidado con eso.

Joder si lo llego a saber, dirá o diré, con esta alcaldesa chunga anglo-analfabeta que nos ha tocado y esta panda monguers que se pasan el día mirando la consola como consuelo a un vacío tremendo en el que es mejor no pensar. no pensar, no pensar...Mejor no pensar y reírse un rato.

Diego por su parte empezó su adoctrinamiento educacional el otro día, en un nuevo barrio lejos de su casa y preguntó: ¿ Por qué tengo que venir aquí, si está tan lejos de casa? Y mi hermana respondió: Porque nos hemos comprado una casa aquí. A lo que Diego lógicamente resolvió: ¿ Y por qué nos hemos comprado una casa tan lejos de casa?.

Eso digo yo. Y por qué tenemos que estar lejos de casa para tener nuestra casa. Y por qué no podemos abrazarnos y vivir como marsupiales. Y por qué es malo acostumbrarse a los brazos y admitir que estamos solos muy solos y lejos de casa.

Y los hombres levantaron la cabeza y no volvieron de sus vacaciones, levantaron la cabeza y siguieron descansando en sus casas, levantaron la cabeza y dejaron de habitar las ciudades, porque las ciudades no son buenas, sólo un invento mas de control de los hombres libres. A los que ya no les dejan chupar teta ni cuando nacen.

3 sept. 2013

Belle and Sebastian - Dirty Dream Number Two .-

Tontito muy tontito .-


Tontito muy tontito era un buen niño, de buen corazón, pero tenía un tema…un verdadero problema, a Tontito muy tontito le gustaba tropezarse siempre con la misma misma piedra y darse en el mismo mismo pie una y otra y otra vez.

Tontito muy tontito pasaba el día pegadito al cristal, mirando las gotas de su propio aliento por allí deslizar. Tontito muy tontito no aspiraba a mas que encontrar algún día a alguien a quien amar.

Pobre tontito no sabía que eso era pura fantasía.

Tontita muy tontita era una niña bien bien bonita, de ojos enormes azules inmensos y cabello rizado de un rojo intenso. Tontita muy tontita adoraba pasear por el parque y metía los dedos en los estambres de rosas y flores de todo tipo de colores.

A Tontita muy tontita no le gustaba nada más que admirar la naturaleza y cerca de ella poder estar. Pero tenía Tontita un tema…un verdadero problema, a Tontita muy tontita le gustaba poner la mano en el fuego por los demás y quemarse la misma mano una y otra y otra vez.

Un mal mal día, un día de esos en los que te levantas e inmediatamente deberías volver a dormirte a ver si despiertas en un buen mal día o un mal mejor día pero no, un mal mal día de esos en los que te levantas y empiezas, Tontito muy tontito salió de casa, pues su cristal adorado había quedado esta vez muy muy empañado y tenía que comprar algo para poder bien limpiarlo.

Pasó Tontito muy tontito por el parque donde Tontita muy tontita paseaba cada tarde. Tontito cojeaba, puesto que la piedra con la que siempre se daba esta última vez pareció ser mas dura y pesada, con lo que casi le rompe el pie.

Tontita muy tontita que como cada tarde por las flores andaba, reparó sin saber bien por qué, en la presencia de ese extraño cojito por una sola primera vez.

- ¿Dónde va usted andando cual patito? .- Le preguntó a Tontito muy tontito, de lejos, pues no quería Tontita que pensara que le tiraba los tejos.

- ¿Quién lo pregunta? .- Tontito muy tontito, además de cojo era un poco miope, puesto que tanto mirar por el cristal con los ojos pequeños, le habían dejado la visión un poco fatal.

- Estoy aquí.- Saludó Tontita tras un rosal, con su mano vendada toda mal.

- Uy, qué mano tan grande tiene!!! Observó como pudo Tontito al acercarse al rosalito.

- No es mano es manopla, es que meto la mano en el fuego y por mi nadie sopla, así que me quemo. .- Dijo Tontita haciendo un gesto con su cabecita, dejándola a un lado en el hombro casi apoyadita.

- Vaya, pues algo parecido me pasa a mí con el pie, que con el me tropiezo una y otra y otra vez.- Respondió Tontito muy tontito ladeando el gesto a su vez.


Quedáronse mirando un buen rato, un largo rato, Tontito con la cabeza de lado y Tontita igualmente con su cuello ladeado.



Pasaron un buen buen rato los dos enfrentados, mirándose de lado.



Paso tiempo y tiempo y tiempo.


Y empezó a llover….y cuando una gota tocó la frente de Tontito muy Tontito este al fin reaccionó.

- Uy, bueno, me voy cojeando rápidamente a la tienda, olvidé que tenía que comprar algo con que limpiar mi cristal empañado.

Tontita muy Tontita aún seguía con la mirada perdida en las gotas que caían sobre la cara de Tontito muy Tontito, acercó su mano buena a la cara de este y resolvió:

- Están fresquitas estas gotitas.
Entonces recuperó el gesto erguido y retomó su camino.


- Adiós.- Le dijo Tontita muy Tontita a Tontito muy Tontito, saludando con su manopla en la mano.



-Adiós.- respondió Tontito muy Tontito, que cojeando marchó.


No os gusta el cuento…No queréis que termine aquí, pero aquí termina, como todos los cuentos un mal mal día.

Y ¿por qué no se unieron Tontita muy tontita y Tontito muy tontito? Os diréis. Pues porque a Tontita muy tontita le gustaba poner la mano en el fuego, que no está bien para ella, pero era lo que le gustaba. Y aunque por un momento notó el frescor de las gotas sobre la cara de Tontito y le gustó, no supo qué era eso, pues eso no lo buscaba de ninguna de las maneras. Y no puedes encontrarte con lo que no buscas eso es evidente.

Y Tontito muy tontito ¿por qué no se enamoró de Tontita muy tontita? Pues porque aunque el amor para él era muy importante, lo cierto es que no sabía qué era el amor, pues no lo había encontrado nunca en ninguna parte, así que siguió por su camino tropezante que eso, se le daba bien…bastante.